stalina on agosto 31st, 2015
posterSoftwares

Las colecciones de software educativos, visitas virtuales, juegos interactivos y otros recursos se ponen a disposición de la escuela cubana por diferentes vías.

La sociedad cubana se informatiza a pesar de las dificultades económicas y la Educación no puede quedar al margen de ese fenómeno social por lo que representa la formación de seres humanos plenos, a la altura del desarrollo acelerado de la ciencia y la tecnología.

En este sentido, surge el Programa de Informática Educativa del MINED y se crea la Disciplina Computación concebida en tres modalidades: como objeto de aprendizaje, como herramienta de trabajo y como medio de enseñanza.

Para poner en práctica la Computación fue preciso formar el personal docente que impartiera esa materia y equipar las escuelas de la dotación necesaria para implementarlo.

Cuba en aras de mantener la equidad e igualdad de oportunidades creó la modalidad de aulas computarizadas para trasladar a los alumnos hasta esos espacios dentro de la propia escuela.

Es válido destacar la mayor inclusión de la población en general con la creación de centros dotados de equipamiento para el acceso a las TIC en todas las comunidades del país, en Cuba conocidos como “Joven club”.

El uso de la Informática como medio de enseñanza provocó la creación de centros de software educativos en las universidades pedagógicas para producir estos recursos informáticos acordes con el currículo, donde el tratamiento del contenido tiene un fundamento pedagógico al estar protagonizado por docentes. Son productos pensados y adaptados a los intereses y necesidades de los estudiantes en los diferentes niveles de enseñanza, además son desarrollados por equipos multidisciplinarios formados por: guionistas, diseñadores gráficos, especialistas en audiovisuales, programadores, expertos en informática educativa, psicólogos, entre otros.

Para Cuba fue más fácil informatizar a maestros que pedagogizar a informáticos.

Por otra parte se crearon dos canales de televisión educativa para de manera sistemática y en conjunción con la Informática concebir un soporte curricular pleno al Sistema Educativo cubano en todos sus niveles de enseñanza.

El fenómeno de la alfabetización no queda al margen del empleo de las TIC y fruto del trabajo conjunto con países de América, Asia, África, Oceanía y Europa, se materializó en las campañas “Yo sí puedo” y “Yo sí puedo seguir” con el apoyo de estos canales.

El no tener posibilidad de conectividad hizo necesario la creación de una red telemática interna cuyo resultado más logrado en el contexto educativo es el Portal CubaEduca, plataforma desde la cual se comparten contenidos y otros servicios educativos, presentándose con especificaciones propias para tres usuarios potenciales: estudiantes, docentes y familia, portal que además está integrado a la Red Latinoamericana de Portales Educativos (RELPE).

Colecciones de software como “A Jugar” para la enseñanza preescolar, “Multisaber” para la enseñanza primaria, “Navegante” para la enseñanza media general, “Futuro” para el Bachillerato y el Premédico producido para estudiantes de diversos países que inician estudios de medicina en Cuba, son una muestra de la inserción de Cuba en el uso de tecnologías para la educación.

para artículo de conciencia

Videos educativos elaborados por maestros pueden ser de utilidad para los docentes en las escuelas.

La filosofía del empleo de la tecnología en el contexto educativo, se adapta a las necesidades que le exige la pedagogía con la finalidad de hacer más atractivo el contenido, promover un aprendizaje significativo.

En tal sentido, docentes con experiencia en el uso de herramientas de autor de contenidos, conciben Objetos Virtuales de Aprendizaje con una estructura didáctica y un fundamento pedagógico acorde con los diferentes niveles de enseñanza.

La variedad de recursos informáticos y audiovisuales expuestos en el portal educativo, centra la atención de muchos países interesados en establecer proyectos con Cuba en materia de tecnologías para la Educación. Tal es el caso de México, Colombia, Guatemala y Nicaragua entre otros.

Con el surgimiento de la Empresa CiNESOFT de recursos informáticos y audiovisuales, la educación cubana apuesta con más fuerza, por una producción y utilización de recursos informáticos y audiovisuales hechos por docentes.

Tags: , , ,

stalina on marzo 16th, 2015

Por: Cristobal Suárez

mediación¿Cómo nos puede ayudar el trabajo de un psicólogo nacido en 1896 en la ciudad de Orsha (actual Bielorrusia) para entender el aprendizaje en y con Internet? Así planteado hablamos de Lev S. Vigotsky cuyos trabajos sirven, sustancialmente, para entender que el aprendizaje –con y sin adjetivos- entraña una explicación social y cultural.

Para esta visión, lo social y lo cultural dejan de ser sólo campos de aplicación y pasan a ser parte de la explicación de la naturaleza humana. Esto implica un giro en la visión educativa. Esto es, la sociedad y la cultura no son aspectos secundarios en el desarrollo cognitivo, son aspectos que en definitiva crean, configuran y hacen posible lo específicamente humano en el individuo.

En apretadas líneas, el aprendizaje para la teoría sociocultural es un proceso de reestructuración subjetiva que no se genera ni en un vacío social ni es ajeno a la cultura. Para la teoría sociocultural la mente opera indirectamente (mediación) gracias a la intervención de los medios auxiliares de origen cultural que se dan en condiciones sociales.

Concretamente, el aporte de la teoría socio cultural nos permite distinguir que el aprendizaje:

  1. Se origina y estimula dentro de un proceso de mediación extendido en una red de interrelaciones sociales.
  2. Se genera en virtud de la influencia y apropiación reconstructiva de los instrumentos de mediación cultural, del empleo de signos y herramientas.

Esto permite ver que todas nuestras funciones mentales son funciones mediadas socioculturalmente. No existe, por tanto, aprendizaje fuera de la red de interacciones sociales, ni ajena al ejercicio de la cultura… Esto también tiene que ver con Internet.

Aprender en y con internet lleva el rasgo de la cultura digital y de las interacciones medidas tecnológicamente.

shutterstock_82225048

 

Es decir, que en la relación educación e Internet, siguiendo lo anterior, no hay que perder de vista que:

  1. Internet no es sólo un medio sofisticado, sino que configura un auténtico entorno de acción social que opera como condición y motor de aprendizaje.
  2. Internet no sólo integra aplicaciones, sino que aporta las herramientas operativas y simbólicas con que pensamos y actuamos, y con lo que reconstruimos la cultura.

La explicación sociocultural nos debe llevar a pensar que el aprendizaje implica una naturaleza social y una instrumentalización cultural… también en y de Internet, claro está. Por ello es necesario percibir que toda reestructuración subjetiva,  el aprendizaje, implica a más de uno y lleva el rasgo particular del instrumento con que se actúa. Como señala Vigotsky “toda la actividad depende del material con el que opera” (2000, 129). Este punto es materia de otro desarrollo, aprendizaje con y de tecnología.

Por eso Internet no es una entelequia, todo lo contrario, configura una experiencia social y cultural valiosa para las personas que discurren en sus marcos de acción. Internet ofrece un entorno social y dinamiza una práctica cultural donde se inscribe la vida de muchas personas y, con ello, sus oportunidades y limitaciones al momento de aprender.

Por eso el título y lo sustancial de este post: ¿qué supone internet desde esta mirada sociocultural? o, concretamente: ¿qué aspectos de nuestra mirada pedagógica se abren al percibir internet mediada por el pensamiento de Vigostky?

stalina on diciembre 16th, 2014

A propósito del desarrollo de nuevas tecnologías y la necesidad de informatizar la sociedad… recomencé a tomar los textos de mi etapa de estudiante….porque creo que el tema lo amerita.

Marx decía y cito.. “En la producción social de su existencia, los hombres entran en relaciones determinadas necesarias, independientes de su voluntad; estas relaciones de producción corresponden a un grado determinado de desarrollo de sus fuerzas materiales de producción”
¿Cómo será la progresiva informatización de la sociedad cubana? tenemos personal preparado en conocimientos de tecnologías, ¿y los medios de producción?

La forma en que los hombres se relacionan para producir está condicionada por el nivel de desarrollo de los medios de producción.Puesto que estos cambian, las formas de relacionarse, los modos de producción, también cambian. Esta es una ventana abierta a los análisis y reflexiones, siempre que ayuden a perfeccionar y cambiar en función del mejoramiento de nuestro Sistema Nacional de Educación.
Decía Marx: “El hombre ha creado la segunda naturaleza, la humanizada, que es la cultura.” pues aunemos voluntades en pos de una cultura del entretenimiento con buenos aprendizajes para nuestros niños y jóvenes.
sdf
Invito a los lectores a seguirnos en el portal Cubaeduca y a disfrutar de las colecciones de software educativos que producimos, así como los contenidos interactivos relacionados con los planes de estudio de los niveles de enseñanza, juegos y visitas virtuales que se producen y que auguro que sean muy superiores en años venideros.
Imagen4 (2) yhue7 aswe Imagen3 (2)Simbolos-y-atributos_03Imagen6

Tags:

stalina on noviembre 26th, 2014

hidratación

Es vital aprender en estos tiempos a utilizar herramientas de autor u otras aplicaciones informáticas para facilitar el aprendizaje a distancia o semipresencial de nuestros jóvenes, si visitan esta URL podrán ver un ejemplo de ello.

http://quimica.cubaeduca.cu/medias/interactividades/elagua/co/Raz_agua_web.html

Aprender con la ayuda de la tecnología es fascinante, si el producto además resulta curioso y acercamos el contenido de lo que se enseña a la necesaria realidad palpable y significativa para el usuario, es mucho mejor.

La ciencia crece exponencialmente y se acumulan los contenidos y la tecnología viene a suavizar la avalancha de cosas por saber…

Que lo disfruten, tanto, como yo cuando lo elaboré.

Recuerden detrás de cada contenido que se aprende hay una reflexión que hacer, aquí te va una de ellas.

agua_agotada

 

stalina on septiembre 10th, 2014

Una imagen puede ser el inicio de una discusión, foro, debate, para propiciar reflexiones de manera colaborativa entre estudiantes y maestros.

Si lo que es lógico no es posible, imaginemos como debiera ser lógico.

Si lo que es lógico no es posible, imaginemos como debiera ser lógico.

 

 

stalina on septiembre 3rd, 2014

Las tecnologías, hay del maestro que no lo vea así, hoy vienen a potenciar el aprendizaje de nuestros niños y jóvenes.

Imagen2

El tema de cómo llega el niño o el joven a la escuela a hacer aprensión de los contenidos, nos pone a los docentes en una posición desventajosa, más cuando muchos de nuestros docentes aún no dan el salto por la falta del universo audiovisual y tecnológico. Aspecto que no se logra saltar con una profundización de contenidos de Química, Física o Matemática…sino con otra mirada, la audiovisual y tecnológica.
El reto está en cómo los maestros trabajen la formación tecnológica y audiovisual de nuestros estudiantes.
Siempre me gusta traer a colación a Gustavo Torroella, que nos muestra cómo estudiar con eficiencia, cómo aprender a estudiar y no darle la mayor fuerza al “qué estudiar.
BOOK-Wallpaper__yvt2-650x487
Debemos entonces, incluir el tema de cómo desde las tecnologías y el mundo audiovisual trabajar en nuestros estudiantes, las lecturas, reflexiones, visiones y saber leer entre líneas y haciendo lecturas “no lineales” la interpretación de hechos, fenómenos o procesos naturales y sociales.
Las tecnologías en la Educación aún requieren de muchos cambios, de cómo enfrentar el mundo audiovisual y tecnológico a escala global que se nos presenta. El famoso paquete que persiguen nuestros alumnos o al menos una parte de ellos, los que pueden, comienza a solapar la parte de la esfera cognitiva del cerebro y deja que la parte emocional haga su función preponderante.

A los maestros nos abruma tantas tecnologías. Al final ¿Cómo usarlas?, ¿en qué momento?, ¿qué problemas vamos a resolver desde ellas? Son preguntas que debemos hacernos para dar el salto y para ello entremos al juego la parte pedagógica (psicología y didáctica), para armar el engranaje. NO seamos los maestros resistentes al cambio, seamos amigables con esos medios que rozan a diario en el camino de nuestros estudiantes con o sin paquete y que impactan en sus mentes ganando el terreno, pero que generalmente solo lo hacen por la emoción y ello deja la parte de la comprensión desarticulada, es ahí donde debemos ganar poder y ayudar a que esa tecnología realmente “potencie” el aprendizaje y haga capaz a nuestros futuros hombres y mujeres de la sociedad personas lúcidas y no sórdidos enagenados por las dosis del paquete , que hoy nos trasmiten series, películas, musicales y algunas aplicaciones informáticas pero que mañana pueden venir con nuevas recetas de cómo sutilmente y en pequeñas dosis deben actuar para acabar con esta Cuba de hoy.

El cine, el video, las computadoras, el maestro, su pedagogía, los alumnos y sus intereses, viene a ser un amasijo de fuerzas físicas y virtuales, que deben ponerse de acuerdo, eso sí, para que la escuela no sea desplazada o replegada al fondo de un vacío o la razón de ser de ella no pierda su objetivo, la de formar a las nuevas generaciones en cómo preparase para ser personas con los conocimientos necesarios para sí y para el bien social.

Importante, no podemos demorarnos, pues cuando creemos que ya tenemos la base del conocimiento tecnológico para ponernos a la altura de los estudiantes y poder trabajar el proceso de enseñanza aprendizaje, la tecnología de esos días se vuelve obsoleta y nos volvemos a perder en el universo físico-virtual.
No es volvernos esclavos de lo que acontece en materia de tecnología, es aliarnos a ellas y desde nuestras posibilidades saber usarlas en los diferentes contextos en que ellas son necesarias.
La brecha digital es mundial no de un solo país. En eso debemos ir pensando.
Las investigaciones pedagógicas de estos tiempos deben transitar hacia el aprendizaje de los estudiantes y hacia como las tecnologías refuerzan el aprendizaje de nuestros estudiantes.

751_educación-física-y-tecnologia-social-media-628x386

 

tablaperiodicaredessociales

La afirmación de Negroponte es simple y radical: el mundo ha cambiado. Ya no es una textura de átomos, sino de bits. Este es el punto de partida de una revolución cuyo alcance tan sólo estamos empezando a atisbar. No empeñamos en seguir comprendiendo el mundo en términos de materia (átomos) cuando éste se está conformando por bits.

El mundo del futuro -el futuro ya no es lo que era- será digital o no será. Ser digital es cambiar la materia por la energía, el átomo por el bit. Una gran parte de los elementos que hoy nos rodean son susceptibles de ser digitalizados. Esto implica un cambio de mentalidad para poder aprovechar lo que la tecnología ya está poniendo a nuestra disposición. Por ejemplo, ¿por qué me empeño en ir a comprar el periódico cada mañana si puedo recibir una información mucho más completa directamente en la pantalla de mi ordenador? ¿Por qué compro cien páginas de papel que alguien ha de fabricar, componer, imprimir, transportar y repartir cuando con programar mi ordenador para recibir diariamente sólo aquello que me interesa estoy mejor y más rápidamente informado?

Una de las preocupaciones que Negroponte plantea con más asiduidad en esta obra es la relación entre el hombre y la máquina. El temido proceso de deshumanización por causa de las máquinas se invierte. La preocupación principal es ahora su humanización. Las máquinas se integran cada vez más en la vida porque serán capaces de convivir con nosotros. Esto no es más que una forma de expresarlo, ya que las máquinas no se hacen a sí mismas. Somos los hombres los que diseñamos nuestros instrumentos y es a nosotros mismos a los que cabe la responsabilidad y el reto de diseñarlas de la forma más humana posible. La idea de Negroponte es que no vamos hacia un mundo frío y tecnológico, sino hacia “uno más abierto, que no separa de manera tan tajante el arte de la ciencia, o el hemisferio derecho del izquierdo” (p. 260).

El libro de Negroponte es de especial interés para todos los que se encuentran en aquellos sectores de la sociedad que van a servir de puntales del desarrollo. Es una exposición de las posibilidades -muchas de ellas ya realidad- que nos esperan a la vuelta de la esquina.La nueva era es la de la comunicación. “Comunicación” es un término que, desde la perspectiva de hoy, describe pobremente el tejido social del futuro. La sociedad futura será entendida como una gigantesca red de comunicación de todo tipo de informaciones y servicios. La mejora de los canales de comunicación posibilitará cada vez más una mayor diversidad de usos. La educación, los negocios, la información, el arte, etc., se irán acomodando progresivamente a la digitalización. Sobrevivirán aquellos que se den cuenta antes. Los que se empeñen en seguir pensando en átomos y no en bits quedarán fuera del sistema.

stalina on marzo 11th, 2014

Imagen1

Sin pretensión de mercado  ni esnobismos, ante un llamado a nuestra puerta… ¡presentes!

….Nos cuenta El catedrático Julio Cabero

El viejo dicho que corre algunas veces en los cursos de formación del profesorado, sobre que si un cirujano de comienzos del siglo XX entrara en un quirófano actual, no sería capaz de hacer nada debido a la fuerte presencia en los mismos de tecnología, pero si sería capaz de hacerlo un docente que también viajara en el tiempo en las aulas actuales, es falso. Es falso porque el alumnado es diferente, las estrategias de formación completamente distintas y, por lo que aquí  nos interesa, las tecnologías han penetrado fuertemente en nuestras instituciones educativas. Pizarras digitales, videoproyectores, conexiones wifi, salas de informática,…, ya no son aparatos extraños para docentes y discentes y algunos de ellos empiezan a adquirir la categoría de “invisibles”, que es el momento en el cual las TIC se han integrado de verdad en los escenarios formativos.

Y esta transformación tecnológica no es fija y estable, sino que nuevas TIC empiezan a llamar a las puertas de las estancias educativas (tablet, web semánticas, realidad aumentada, entornos personales de aprendizaje, internet de las cosas,…) como están poniendo de manifiesto los diferentes “Informes Horizon” que progresivamente se van publicando.

Sin embargo, a pesar de esta fuerte presencia, y a los esfuerzos realizados en inversión y formación del profesorado —soy de los que piensan que lo destinado a la educación no debemos verlo como gasto sino como inversión y en consecuencia, por principio, lo invertido en ella siempre es insuficiente—  la realidad, es que no siempre están sirviendo para transformar la práctica educativa y crear nuevas escenografías de comunicación para los participantes en el acto educativo. Y a ello nos vamos a dedicar en este artículo.

Hace ya bastante tiempo, definí a las TIC, cuando se aplican en contextos formativos, como medios de enseñanza que, como tales, son elementos curriculares, que por sus sistemas simbólicos y estrategias de utilización propician el desarrollo de habilidades cognitivas en las personas, en un contexto determinado, facilitando y estimulando la intervención mediada sobre la realidad, la captación y la comprensión de la información por el estudiante y la creación de escenografías comunicativas diferenciadas que propician los aprendizaje y la interacción entre las personas que participan en el acto educativo.

TIC que están compuestas de un soporte físico, el hardware (por ejemplo una cámara de vídeo), unos sistemas simbólicos que se utilizan para codificar y construir los mensajes (planos, movimientos de cámara, zoom,…), unos contenidos y mensajes transferidos por la TIC (la utilización educativa de las TIC), un propósito educativo que el docente persigue con su utilización (que el estudiante comprenda las diferentes formas de utilizar el vídeo en un contexto de formación), y una estructura organizativa del centro o de la institución educativa donde el medio es insertado. Uno de los errores más significativos que se han cometido en su incorporación en los procesos de enseñanza-aprendizaje ha sido el verlas como elementos aislados e independientes del resto de variables curriculares: objetivos, estrategias de enseñanzas, contenidos,…; tal visión de independencia ha repercutido para que las TIC lleguen muchas veces a desenvolverse de forma aislada e independiente, haciendo que el acto educativo girara en torno a las ellas, y no al revés.

Por el contrario, su incorporación a la enseñanza no debe venir por decisiones del mercado o por esnobismo, sino exclusivamente por exigencias de carácter educativo y, por tanto, el docente debe adoptar con mucho cuidado cuándo, cómo, por qué y de qué manera debe incorporarlas. Ello nos indica que la transformación de la enseñanza centrándonos exclusivamente en la incorporación de nuevos y más poderosos materiales de enseñanza es una medida baldía. Se sigue ignorando que los medios, cualquiera de ellos, por sí solos no cambian ni transforman la enseñanza, y menos aún si no se hace en relación con el resto de componentes.

Planteamientos como el indicado nos llevan a destacar una serie de ideas:

a) Las TIC son solamente unos elementos curriculares, que funcionan en interacción con otros y, en consecuencia, su significación en el proceso de enseñanza-aprendizaje dependerá de las decisiones que se adopten respecto al resto de componentes. Al mismo tiempo, las decisiones tomadas sobre estos repercutirán en el resto de componentes del sistema.

b) Los contextos instruccional, físico, cultural y curricular son elementos que facilitan o dificultan, no solo como las TIC puedan ser utilizadas, sino también si deben serlo.

c) No son  meras depositarias de información, son también estructuradoras del proceso y la actividad del aprendizaje y reestructuradoras del proceso cognitivo de la persona.

d) Su utilización requiere un proyecto pedagógico previo que le dé sentido y cobertura teórica.

Asumiendo estos puntos, es bueno considerar que la diversidad de experiencias que nos permiten las TIC hacen que podamos verlas desde tres perspectivas diferentes, que implican formas de priorizar su utilización en la enseñanza.

imagen 1

 

 

Pero antes de realizar algunos comentarios sobre ellas, queremos señalar que las tres no suponen perspectivas contrapuestas, sino más bien complementarias y requerirán que el docente aplique sobre estos recursos educativos visiones y posiciones diferentes.

Desde la perspectiva de las TIC, estos recursos son fundamentalmente percibidos como facilitadores y transmisores de información y recursos educativos para los estudiantes, que pueden ser adaptados a las necesidades y características independientes de los sujetos, pudiendo conseguir con ellos una verdadera formación audiovisual, multimedia  e hipertextual. Desde esta posición, los conocimientos que deberemos tener para su utilización se centrarán fundamentalmente en la vertiente tecnológica e instrumental.

Desde la posición de las TAC, implica su utilización como instrumentos facilitadores del aprendizaje y la difusión del conocimiento. Son por tanto vistas no tanto como instrumentos de comunicación sino como herramientas para la realización de actividades para el aprendizaje y el análisis de la realidad circundante por el estudiante. Se trata de dirigir su utilización hacia usos más formativos, tanto para docentes como para discentes, con el objetivo de aprender de manera más significa y excelente. Desde esta visión, su significación para la educación vendrá de las estrategias y metodologías que se aplicarán sobre ellas para alcanzar los objetivos previstos y crear nuevas escenografías de comunicación para el aprendizaje. Desde aquí se trataría de que el docente las movilice no para realizar lo mismo que hace sin ellas, es decir, reproducir modelos tradicionales de enseñanza, sino aplicarlas para crear innovaciones educativas y buscar en su aplicación nuevos usos educativos, para que el alumnado las utilice como instrumentos de formación y conocimiento, y no simplemente como herramientas tecnológicas e instrumentales. Desde esta posición, las competencias que deberá tener el profesorado hay que insertarlas en la práctica educativa y crear con ellas escenografías para la formación. No serán meramente tecnológicas sino más bien metodológicas para saber aplicar sobre ellas diferentes estrategias para alcanzar diferentes objetivos y competencias. Posiblemente no necesitemos tener tanta formación para utilizarlas, y sí para saber qué pueden hacer  alumnos y alumnas con ellas para adquirir conocimientos. Y ello pasará por hacernos la siguiente pregunta: ¿cómo puedo utilizarlas para cambiar mi práctica docente?

Por último, desde la posición de las TEP, se trataría de percibirlas no como meros recursos educativos, sino también como instrumentos para la participación y la colaboración de docentes y discentes, que además no tienen que estar situados en el mismo espacio y tiempo. Se parte por tanto de la perspectiva de que el aprendizaje no solo tiene una dimensión individual, sino también social, ya que la formación implica aprender en comunidad y ser capaz de interactuar y colaborar para construir el conocimiento. Desde aquí, el rol del docente será el de diseñar la escenografía para el aprendizaje, y para ello la tecnología jugará un papel de mediadora en la construcción del conocimiento y la interacción social. Desde esta posición no debemos olvidarnos de que el aprendizaje ya no se produce solo en las instituciones educativas, sino que cada vez es más ubicuo; de aquí que la función de la escuela sea más la de integrar los diferentes aprendizajes que se producen en contextos diferenciados. Ello nos lleva a repensar el rol de la escuela y de las instituciones de formación. Y supone también que él y la discente sean más proactivos, y por tanto no solo consuman información, sino que también la creen.

De todas formas, si tomamos las tres últimas letras de las siglas TIC, TAC y TEP, es decir “CCP”, nos surge lo que serían las direcciones futuras de aplicación de estos recursos en el ámbito de la enseñanza.

cabero 2

 

Ello nos llevará a que replanteemos las visiones que tradicionalmente manejamos sobre las TIC, y a pensar que debemos incorporarlas para que el alumnado se relacione entre sí, analice la realidad para alcanzar conocimientos, lo construya de forma colaborativa y realice nuevas actividades y prácticas educativas mediadas por ellas. Y ello pasa necesariamente porque lo observemos desde un prisma diferente a como tradicionalmente lo hemos hecho, porque el profesorado se encuentre capacitado para ello, y porque se establezcan medidas que faciliten al docente su incorporación.

Hasta aquí Cabero, ahora a repensar estas sabias reflexiones con las que podemos o no estar de acuerdo, pero de algo estoy segura, hay que repensar cómo estamos empleando las TIC, cómo se emplean en otras partes del mundo y cómo las vamos a emplear en breve tiempo cuando tengamos más acceso  a ellas. Son retos que están encima de nosotros. ¿De eso, nos damos cuenta?

stalina on marzo 5th, 2014

Las palmas para Umberto Eco, el autor de una obra tan genial como El nombre de la rosa.

“¿De qué sirve el profesor?

En el alud de artículos sobre el matonismo en la escuela he leído un episodio que, dentro de la esfera de la violencia, no definiría precisamente al máximo de la impertinencia… pero que se trata, sin embargo, de una impertinencia significativa. Relataba que un estudiante, para provocar a un profesor, le había dicho: “Disculpe, pero en la época de Internet, usted, ¿para qué sirve?”

El estudiante decía una verdad a medias, que, entre otros, los mismos profesores dicen desde hace por lo menos veinte años, y es que antes la escuela debía transmitir por cierto formación pero sobre todo nociones, desde las tablas en la primaria, cuál era la capital de Madagascar en la escuela media hasta los hechos de la guerra de los treinta años en la secundaria. Con la aparición, no digo de Internet, sino de la televisión e incluso de la radio, y hasta con la del cine, gran parte de estas nociones empezaron a ser absorbidas por los niños en la esfera de la vida extraescolar.

De pequeño, mi padre no sabía que Hiroshima quedaba en Japón, que existía Guadalcanal, tenía una idea imprecisa de Dresde y sólo sabía de la India lo que había leído en Salgari. Yo, que soy de la época de la guerra, aprendí esas cosas de la radio y las noticias cotidianas, mientras que mis hijos han visto en la televisión los fiordos noruegos, el desierto de Gobi, cómo las abejas polinizan las flores, cómo era un Tyrannosaurus rex y finalmente un niño de hoy lo sabe todo sobre el ozono, sobre los koalas, sobre Irak y sobre Afganistán. Tal vez, un niño de hoy no sepa qué son exactamente las células madre, pero las ha escuchado nombrar, mientras que en mi época de eso no hablaba siquiera la profesora de ciencias naturales. Entonces, ¿de qué sirven hoy los profesores?

He dicho que el estudiante dijo una verdad a medias, porque ante todo un docente, además de informar, debe formar. Lo que hace que una clase sea una buena clase no es que se transmitan datos y datos, sino que se establezca un diálogo constante, una confrontación de opiniones, una discusión sobre lo que se aprende en la escuela y lo que viene de afuera. Es cierto que lo que ocurre en Irak lo dice la televisión, pero por qué algo ocurre siempre ahí, desde la época de la civilización mesopotámica, y no en Groenlandia, es algo que sólo lo puede decir la escuela. Y si alguien objetase que a veces también hay personas autorizadas en Porta a Porta (programa televisivo italiano de análisis de temas de actualidad), es la escuela quien debe discutir Porta a Porta. Los medios de difusión masivos informan sobre muchas cosas y también transmiten valores, pero la escuela debe saber discutir la manera en la que los transmiten, y evaluar el tono y la fuerza de argumentación de lo que aparecen en diarios, revistas y televisión. Y además, hace falta verificar la información que transmiten los medios: por ejemplo, ¿quién sino un docente puede corregir la pronunciación errónea del inglés que cada uno cree haber aprendido de la televisión?

Pero el estudiante no le estaba diciendo al profesor que ya no lo necesitaba porque ahora existían la radio y la televisión para decirle dónde está Tombuctú o lo que se discute sobre la fusión fría, es decir, no le estaba diciendo que su rol era cuestionado por discursos aislados, que circulan de manera casual y desordenado cada día en diversos medios -que sepamos mucho sobre Irak y poco sobre Siria depende de la buena o mala voluntad de Bush.

El estudiante estaba diciéndole que hoy existe Internet, la Gran Madre de todas las enciclopedias, donde se puede encontrar Siria, la fusión fría, la guerra de los treinta años y la discusión infinita sobre el más alto de los números impares. Le estaba diciendo que la información que Internet pone a su disposición es inmensamente más amplia e incluso más profunda que aquella de la que dispone el profesor. Y omitía un punto importante: que Internet le dice “casi todo”, salvo cómo buscar, filtrar, seleccionar, aceptar o rechazar toda esa información.

Almacenar nueva información, cuando se tiene buena memoria, es algo de lo que todo el mundo es capaz. Pero decidir qué es lo que vale la pena recordar y qué no es un arte sutil. Esa es la diferencia entre los que han cursado estudios regularmente (aunque sea mal) y los autodidactas (aunque sean geniales).

El problema dramático es que por cierto a veces ni siquiera el profesor sabe enseñar el arte de la selección, al menos no en cada capítulo del saber.
Pero por lo menos sabe que debería saberlo, y si no sabe dar instrucciones precisas sobre cómo seleccionar, por lo menos puede ofrecerse como ejemplo, mostrando a alguien que se esfuerza por comparar y juzgar cada vez todo aquello que Internet pone a su disposición. Y también puede poner
cotidianamente en escena el intento de reorganizar sistemáticamente lo que Internet le transmite en orden alfabético, diciendo que existen Tamerlán y monocotiledóneas pero no la relación sistemática entre estas dos nociones.

El sentido de esa relación sólo puede ofrecerlo la escuela, y si no sabe cómo tendrá que equiparse para hacerlo. Si no es así, las tres I de Internet, inglés e Instrucción seguirán siendo solamente la primera parte de un rebuzno de asno que no asciende al cielo.

 

stalina on febrero 25th, 2014

El  papel de los videos educativos no es resolver  los problemas del aprendizaje,  su función principal es facilitar el aprendizaje, incrementar el flujo de información, disminuir el tiempo de búsqueda y creación de nuevos conocimientos; pero, lo más importante, es el hombre y su visión del conocimiento.

Como toda tecnología que recoge, almacena y puede reproducir la información, la tecnología del sistema video comporta tres elementos básicos y diferenciadores a tener en cuenta en todo proceso de enseñanza aprendizaje. Por un lado, la interactividad con el sistema y el usuario (encendido, marcha atrás, capacidad de pausa, repetición de lo visto, etc.); por otro lado, los sistemas de símbolos que utiliza el código audiovisual (AV), la imagen fija, las gráficas, la música), similares a los empleados por la televisión. Por último, el mensaje, las distintas formas en que stalinpuede estar presentado y estructurado, así como, los distintos contenidos culturales que transmite.

Con mucha frecuencia en  la enseñanza; lo que se usan son documentales televisivos, por lo que, se considera en este trabajo que en las aulas mayoritariamente no se consume el vídeo didáctico, tan sólo se ve televisión.

Cuando se emplea el video en el ambiente escolar, independientemente del tipo de video educativo que se vaya a diseñar, para que éste contribuya a la cultura científica, debe:

•        Propiciar la relación entre el contenido del aprendizaje y las necesidades reales de los estudiantes.

•        Establecer vínculos entre los contenidos que se aprenden y su condicionamiento e impacto social.

•        Trasmitir contenidos con una significación y relevancia social que aporten los conocimientos para afrontar los requerimientos de la vida actual y perspectiva.

Cuando se diseña un video educativo específicamente para el ambiente escolar, debe tenerse en cuenta  que ese video educativo va a pertenecer a un sistema de medios de enseñanza, como parte y componente del proceso de enseñanza – aprendizaje donde tiene que existir una interrelación dialéctica con los restantes componentes para que el proceso pedagógico fluya y cumpla su función.

La utilización del video educativo como parte del sistema de medios de enseñanza debe optimizar la educación, resolver problemas pedagógicos, crear una opción ante el modelo tradicional, lograr rigor científico en el campo educativo, lograr mayor eficiencia y eficacia en los sistemas educativos, más efectividad en la educación y alcanzar mayor equidad en la educación.

Se debe señalar que si se trata de una concepción pedagógica innovadora utilizando el video educativo en calidad de medio de enseñanza,  teoría y práctica  constituyen una unidad indisoluble para la formación de una cultura científica y deben expresar cambios en los componentes del proceso pedagógico (objetivo, contenido, métodos, medios, evaluación y formas de organización).

En la elaboración de los objetivos de una clase siempre se tiene en cuenta el ¿qué se quiere? que los estudiantes aprendan, ¿para quienes?, referido al tipo de estudiantes; ¿cómo van a lograrlo? referido a los medios para trasmitir el contenido y ¿para qué?, referido a la significatividad del contenido adquirido y su aplicación en la práctica transformadora, sobre bases éticas y morales. Si este componente del proceso de enseñanza aprendizaje se contextualiza en el objetivo del diseño de un video educativo se debe considerar:

•        Tener en cuenta qué aspecto de la ciencia se quiere trasmitir al estudiante

•        Qué características tiene el estudiante al que se va a destinar (edad, nivel, grado, contexto familiar)

•        Qué recursos del medio audiovisual se van a implementar para la comprensión del mensaje que se quiere trasmitir

•        Qué implicaciones de la realidad objetiva pueden encontrar su explicación en los contenidos que se asimilen, de los mensajes que se decodifiquen a partir del sistema de símbolos y signos que el video explote a través de la relación imagen y sonido.

Cuando de temas de Ciencia se trate con el preciso objetivo de elevar la cultura científica  de nuestros estudiantes  hay que tener en cuenta la intencionalidad que el diseño persigue, por cuanto atendiendo al tipo de clase así serán las estrategias didácticas que se conciban para ilustrar los contenidos de las ciencias, debemos:

•        Ser creativos

•        Contenidos al alcance y comprensión del estudiante

•        Ser escalonados y establecer una relación semántica comprensible entre ellos

•        Relacionar los contenidos con su aplicación en la vida

•        Dar respuesta a las necesidades más crecientes de los estudiantes

•        Hacer significativo el contenido que trasmite

•        Sentar bases para la necesidad de investigación por parte del estudiante

•        Problematizar el contenido, es decir presentar fórmulas misteriosas, ofreciendo dudas, datos provisionales, mejor que verdades absolutas e inmutables.

El video debe propiciar  el acercamiento a los métodos de la ciencia. Se debe priorizar  la problematización del contenido,  mediante la formulación de problemas, la elaboración de hipótesis  y la observación de procedimientos de la investigación científica.

En tal sentido, las condiciones de producción (recursos, locaciones, actores, imágenes, maquetas, gráficos, entre otras), deben tener en cuenta:

•        Los gustos de los estudiantes receptores de los mensajes

•        Factibilidad de los recursos estéticos

•        Armonía  de los recursos estilísticos que se implementen

•        Tiempo breve de exposición del video.

Para los estudiantes, mientras más tiempo escuchen y vean un video, más fácil es  que caigan en la racionalidad del realizador, como ve, éste, el mundo, sin darle tiempo para formar el suyo propio

Bueno voy a parar por hoy no sea que caigan en mi racionalidad. Acá solo compartoImagen4 mis experiencias en un tiempo que pasé trabajando por televisión educativa, no es que así tenga que ser.

Ah y recuerda el conocimiento es lo único que crece cuando se comparte. Te invito al intercambio donde todos aprendemos y crecemos.